Título facticio. Término Bibliotecario

¿Qué es un título facticio?

Un título facticio es una etiqueta temporal que se utiliza en bibliotecas o archivos para identificar un objeto o documento que aún no tiene un título oficial o permanente. Este término se utiliza comúnmente en el ámbito bibliotecario y archivístico para catalogar y organizar materiales que aún no tienen un nombre oficial o definitivo.

Orígenes del título facticio

El uso de títulos facticios se remonta a la antigua biblioteca de Alejandría, donde los bibliotecarios utilizaban tarjetas para identificar libros que aún no tenían título oficial. En la actualidad, los títulos facticios se utilizan en bibliotecas y archivos de todo el mundo para gestionar materiales no identificados.

¿Cómo se crea un título facticio?

Los bibliotecarios o archivistas crean títulos facticios mediante la asignación de etiquetas temporales a los materiales que aún no tienen un título oficial. Estas etiquetas pueden ser simples, como «Manuscrito sin título», o más detalladas, como «Fotografías de la expedición de 1920 sin título».

¿Por qué se utilizan títulos facticios?

Los títulos facticios son una herramienta invaluable para la organización y gestión de materiales en bibliotecas y archivos. Permiten a los bibliotecarios y archivistas identificar y clasificar materiales que aún no tienen un título oficial, lo que facilita su acceso y recuperación por parte de los usuarios.

¿Cuándo se asigna un título permanente?

El título permanente se asigna cuando el objeto o documento adquiere un título oficial. Esto puede suceder después de que el material haya sido catalogado y procesado, o cuando se identifica el título oficial a través de investigaciones adicionales.

¿Cómo se busca un título facticio en una biblioteca o archivo?

Para buscar un título facticio en una biblioteca o archivo, es necesario saber la ubicación del material. Los bibliotecarios y archivistas pueden ayudar a los usuarios a encontrar materiales mediante la utilización de herramientas de búsqueda en línea o catálogos en papel.

Ejemplos de títulos facticios

Algunos ejemplos de títulos facticios pueden incluir «Fotografías sin título», «Manuscrito anónimo», «Cartas sin remitente» o «Registros de expediente sin título».

¿Cómo se eliminan los títulos facticios?

Los títulos facticios se eliminan una vez que se ha identificado un título oficial para el material en cuestión. Una vez que se asigna un título oficial, el material se procesa y cataloga nuevamente, y el título facticio se elimina.

Importancia de los títulos facticios

La utilización de títulos facticios es esencial para la organización y gestión de materiales en bibliotecas y archivos. Permiten a los bibliotecarios y archivistas identificar y clasificar materiales que aún no tienen un título oficial, lo que facilita su acceso y recuperación por parte de los usuarios.

Conclusión

En resumen, los títulos facticios son una herramienta importante para la organización y gestión de materiales en bibliotecas y archivos. Permiten a los bibliotecarios y archivistas identificar y clasificar materiales que aún no tienen un título oficial, lo que facilita su acceso y recuperación por parte de los usuarios. Si bien los títulos facticios son temporales, son esenciales para la administración de materiales no identificados.